El genero de la Historieta



Por: Laura Casanovas para La Nacion

Instituido hace cuatro años, el Día de la Historieta conmemora la creación del guionista Héctor Oesterheld y el dibujante Francisco Solano López, un clásico, publicado por primera vez en 1953. Pero no es la única estrella que brilla en el cielo de este género. Mafalda , creación de Quino, personaje que, además, tiene una estatua en San Telmo, y las Mujeres alteradas de Maitena dan vueltas por el mundo al igual que otros autores que hicieron escuela, de Carlos Trillo a Liniers, pasando por Fontanarrosa, Caloi, Breccia, Altuna, Trillo y tantos otros.

Una de las características del género en nuestro país es el talento de dibujantes y guionistas, muchos de los cuales trabajan para el exterior y exportan sus libros. "Desde hace 20 o 30 años, exportamos trabajos de dibujantes tanto de historietas de aventura como de humor", dijo a LA NACION Daniel Divinsky, creador y director de Ediciones de la Flor, referente en el país de la publicación de libros del género.

La mundialmente famosa tira de Mafalda sigue con el tiempo conquistando geografías, y este año llegará a Indonesia. Y el talento se renueva con cada época. "Cada día me mandan material de dibujantes que me parecen cada vez más sensacionales. Ahora voy a publicar tres nuevos", señaló Divinsky.

Juan Sasturain, amante del género y director de Fierro , considera: "Hoy la historieta ocupa un lugar de culto, pero con excelentes ediciones y con fenómenos que tienen mucha repercusión en el exterior, como el caso de Maitena y Liniers, que tiene un humor muy particular -diría intelectual-, que vuelve locos a los más jóvenes e incluso a los chicos".

César Da Col, dibujante que se dedica a la historieta y es consejero del Museo de la Caricatura, dijo a LA NACION: "Todos los dibujantes argentinos trabajan en el exterior". En cuanto al mercado local, Da Col señaló: "Hay una gran movida de dibujantes y fans de historietas en pos de generar un mayor mercado para todo el interés que hay".

En estos días, la historieta cobra vida en infinidad de blogs y fanzines, en los que se desarrollan los nuevos creadores del género. "Los chicos que quieren hacer historietas encuentran muchos espejos en los que reflejarse, y es una actividad que siempre tiene espacio para uno más. Lo que me preocupa es la pérdida de espacio del humor gráfico. Aquí sí se hace muy difícil una renovación, porque es una especialidad que ya casi no tiene espacio para desarrollarse en los medios", dijo Tute.

Liniers es otro de los nuevos representantes de la historieta argentina en el mundo y acaba de crear la Editorial Común, que publicó el último libro de Macanudo y El arte , del español Juanjo Sáez, y quiere especializarse en la novela gráfica, un género en plena expansión.

En Lima 1037, funciona el Museo de la Caricatura, que nació en 1947, cuando el género comenzaba a vivir su esplendor. Agrega Sasturain: "La época dorada de la historieta argentina nace en 1944 y termina a fines de los 60, que es cuando empezamos a exportar talento argentino. Hay que tener en cuenta que la historieta era la que contaba aventuras, y eso explica que hubiese decenas de publicaciones con tiradas semanales que rondaban los cien mil ejemplares. Después, ese lugar lo ocupó la televisión."



Comentarios

Entradas populares