Machizukuri en Kioto

Por Equipo Plataforma Urbana

Foto de eduiturri vía flickr

Entre los años 60` y 70` se empezó a asentar entre los habitantes de Japón el concepto de Machizukuri, cuando los ciudadanos empezaron a reclamar una mayor participación en la gestión y planificación de las ciudades.

Este concepto está compuesto de dos palabras machi y zukuri, lo que traducido al español sería “hacer ciudad” o “hacer barrio”.

Es justamente el Machizukuri lo que se ve reflejado en el programa “Planificación urbana en colaboración entre los habitantes, los promotores y las autoridades locales de la ciudad de Kioto”, que fue presentado como una de las “25 mejores prácticas urbanas” en el Urban World Forum, de Río de Janeiro 2010.

En qué consiste el programa después del salto.

Kioto fue fundada en 794 d.C como capital de Japón. Hoy es la sexta ciudad más grande de ese país con 1,5 millones de habitantes.

Después de la segunda guerra mundial las históricas construcciones de madera llamadas Kyo-Machiya, empezaron a ser reemplazadas por modernos edificios, los que de a poco empezaron a cambiar la estructura de la ciudad.

Este cambio produjo, no sólo algo en el paisaje de la ciudad, sino que también un extraño sentimiento en los habitantes de Kioto, los que empezaron a desconocer su ciudad, perdiendo la “conexión” que sus antepasados habían tenido con ella.

Foto RobertoPastor vía flickr

Los ciudadanos como protagonistas de la ciudad

Esta situación empezó a dar un giro en 1997 con la creación del Centro para la Cooperación Comunitaria de Kioto el cual actúa como un intermediario entre los ciudadanos y los empresarios inmobiliarios.

En 1998 organizaciones locales y voluntarios identificaron 28.000 antiguas construcciones Kyo-Machiya, con el fin de conservarlos y restaurarlos.

Esta historia de participación ciudadana continúa cuando en 1999 se aprueba un plan maestro para Kioto que establece que los ciudadanos y las autoridades deben cooperar para construir una ciudad diseñada por sus habitantes.

En el 2001 se promulga la Ordenanza de Participación Ciudadana, para establecer legalmente que la participación ciudadana sea considerada en todos los proyectos que tengan que ver con la planificación urbana de Kioto.

Esto da paso a que se instalen centros de vecindad, para lograr una mejor organización y comunicación entre los ciudadano, y así discutir de forma más ágil los procesos de la ciudad.

Las autoridades han mostrado un real interés en todo este proceso. Kioto es una de las ciudades más turísticas de Japón y por lo tanto el cómo se planifique la ciudad es importante para todo el país y su economía.

Este programa de participación recibe de parte de las autoridades aproximadamente 10 millones de dólares al año.

Foto RobertoPastor vía flickr

Hoy los habitantes de Kioto son protagonistas de lo que ocurre en su ciudad. Esto ha generado que los ciudadanos creen nuevamente el vínculo que sus antepasados tenían con la ciudad, logrando así que se conserve el espíritu que la ha convertido en una de las ciudades más visitadas de Japón.

También gracias a este programa se ha logrado que los vecinos que viven en antiguas construcciones, la mayoría en el casco antiguo de la ciudad, se comuniquen con aquellos vecinos más nuevos. Esto ha generado que se cree una comunidad armoniosa, que permite a Kioto crecer con armonía.

Comentarios

Entradas populares