Ganador premio mundial HABITAT 2010


Premios Mundiales del Hábitat 2009/2010

Conozca los proyectos ganadores!

Ekostaden Augustenborg




SueciaGanador | 2010
Desde los años 1980, el distrito de Malmö ha venido sufriendo una dilapidación física, haciendo frente a desafíos económicos y a privaciones sociales. La zona se veía constantemente afectada por las inundaciones estacionales, debido a un inadecuado sistema de drenaje y a la alta tasa de problemas de salud causados por el mal drenaje y por el desempleo. En 1998, el Distrito de Augustenborg en Malmö, Suecia inició un extenso programa de renovación urbana con el nombre de Ekostaden (Ecociudad). La estrategia de la Ekostaden era abordar la zona como un todo integrado y transformarla en un distrito ecológico, social y económicamente sostenible de la ciudad. El programa asignó enorme prioridad al trabajo con los residentes locales en este proceso, así como con una gama de actores interesados de los sectores público y privado. Los talleres comunitarios, las sesiones formales de información sobre diseño, los festivales, los eventos culturales y las charlas informales que se realizaban en las esquinas de las calles de la ciudad ayudaron a modelar una nueva vecindad con espacios públicos, cafés y actividades manejados por la misma comunidad. La creación de techos verdes solucionó de manera eficiente y sostenible el problema de las inundaciones.
Fines y Objetivos
El proyecto apoya la transición de un distrito urbano que enfrenta problemas ambientales y socioeconómicos significativos a una ciudad que incorpora un enfoque holístico del desarrollo urbano sostenible, permitiendo a los residentes asumir el liderazgo en las ideas, el diseño y la implementación del proyecto.
Descripción del Proyecto

Contexto

El distrito de Augustenborg fue construido a principios de los años 1950, durante la era de prosperidad que experimentó Suecia después de la segunda guerra mundial. En esa época era una de las primeras zonas de vivienda pública de Malmö y era prácticamente autosuficiente, manteniéndose con su propia planta de calefacción central que funcionaba con carbón. El distrito presentaba una distribución general diseñada para garantizar condiciones óptimas de luz solar, y los apartamentos eran espaciosos para los estándares de la época. A pesar del entusiasmo original, hacia la década de los años 1980 se había convertido en un distrito urbano muy diferente: la vecindad de 32 ha, consistente en 1.800 apartamentos en edificios de poca altura se había dilapidado físicamente, se enfrentaba a serios desafíos económicos y sufría de privaciones sociales. Numerosos residentes se habían mudado a apartamentos más modernos, dejando muchos apartamentos vacíos. Adicionalmente, el área sufría de problemas de desempleo, ineficiencia energética en los edificios y graves problemas ambientales, especialmente debido a las inundaciones estacionales provocadas por un inadecuado sistema de drenaje, el suelo arcilloso y un creciente número de superficies de suelo impermeable. Además de los costos asociados con los periodos previos a las inundaciones, también existían importantes problemas de salud relacionados con la falta de tratamiento de las aguas servidas. Augustenborg necesitaba una estrategia nueva e integrada para resolver algunos de los más grandes desafíos de la zona, que desalentaban las inversiones y los intereses tanto de los pequeños negocios como de los residentes.

Rasgos Clave

En 1998, el Distrito de Augustenborg en Malmö, Suecia comenzó un extenso programa de renovación urbana bajo el nombre de Ekostaden (Ecociudad). La estrategia de la Ekostaden buscaba abordar el área como un todo integrado y transformarla en un distrito ecológico, social y económicamente sostenible de la ciudad. Se dio alta prioridad al trabajo con los residentes locales en este proceso, así como con una gama de actores interesados de los sectores público y privado.

Se realizó un extenso trabajo de renovación en los 1.600 apartamentos públicos de arriendo en Augustenborg (89% del parque total de vivienda del área) para mejorar su eficiencia energética. Trece centros de recolección, reutilización, reciclaje y compostaje de desechos fueron construidos en toda la vecindad. El objectivo de Ekostaden es reciclar 90% de los desperdicios del barrio. Colectores solares que cubren 400 m2 de superficie, una bomba de calor geotérmica y 100 m2 de células fotovoltaicas alimentan la energía excedentaria al sistema de calefacción del distrito. El costo fue asumido en su mayor parte con fondos locales y con un financiamiento adicional proporcionado por Europa.

Inicialmente se llevaron a cabo una serie de talleres comunitarios, sesiones formales de información sobre diseño, festivales, eventos culturales y charlas informales en las esquinas de las calles para involucrar a los residentes. De este modo se dio forma a todo el sistema de manejo de desechos y se definió la forma cómo se debe disponer de los espacios al aire libre para la recolección de agua. Otras ideas que surgen de las demandas de los residentes incluyeron el primer esquema de vehículo compartido en Malmö y el nuevo sistema de energía verde del distrito. Se estima que una quinta parte de todos los residentes participó activamente en las diversas actividades de planificación. La oficina local de Agenda 21 ha capacitado a 40 personas en prácticas sostenibles y las ha ayudado a encontrar empleo. La reconfiguración de los espacios públicos existentes entre los bloques de viviendas ha permitido que los residentes tengan sus propios huertos, espacios de juego para los niños y ha mejorado la biodiversidad.

Los problemas de las inundaciones fueron resueltos con la colocación de vegetación verde en los tejados y un sistema de manejo integrado abierto de agua lluvia. Los techos verdes interceptan la mitad de la escorrentía total en el curso de un año. Un jardín botánico construido en el techo cubre 9.000 m2 en la zona industrial. Este jardín fue abierto al público en el año 2001 y es el techo verde más grande de Escandinavia. Adicionalmente, todas las nuevas construcciones en la Ecociudad tienen techos verdes, que cubren una superficie de 2.100 m2, entre las que se incluyen las propiedades de MKB (Malmö Housing Company) y los edificios públicos.

Cobertura de Costos

El financiamiento para el proyecto provino de una variedad de fuentes a nivel local, nacional y de la UE, así como de MKB. En total, unos SKr 200 millones (US$28 millones) han sido invertidos en la zona. La mitad de esta suma fue proporcionada por MKB para el mejoramiento del parque de vivienda. El proyecto también recibió SKr 24 millones (US$3.4 millones) de la iniciativa LIP (Programa de Inversiones Local) así como SKr 6 millones adicionales (US$840.000) de financiamiento de la UE en el marco del programa LIFE; los SKr 70 millones restantes (US$10 millones) provienen del gobierno local.
El trabajo de administración y mantenimiento en curso es financiado conjuntamente por la compañía de vivienda (que incorpora los costos en los arriendos), la junta de agua (a través de las tasas de agua), y los presupuestos normales de mantenimiento del concejo municipal.

Impacto

  • Augustenborg se ha convertido en una vecindad atractiva, multicultural, donde la rotación de inquilinos ha disminuido en casi el 50% y los problemas ambientales que eran comunes anteriormente (inundaciones, ineficiencia energética, etc.) han disminuido significativamente.
  • Además de las mejoras en las tasas de reciclaje, compostaje, incorporación de espacios verdes, manejo de agua lluvia y eficiencia energética, los procesos sociales, los cambios en las perspectivas y una mayor participación son los resultados más importantes del proyecto.
  • Augustenborg también se ha convertido en un ejemplo internacional de remodelación e incorporación de soluciones participativas y espacios verdes dentro de una ciudad, y en consecuencia, los beneficios han rebasado los límites de Malmö.
Aspectos Innovadores Claves
  • Un enfoque integrado utilizado en toda la vecindad para abordar temas relacionados con la mitigación y adaptación al cambio climático.
  • Participación de la comunidad a una escala tan grande en la renovación ambiental de la vecindad.
  • El primer jardín botánico del mundo construido en un techo y una solución diseñada localmente para mejorar el manejo de agua lluvia que se inspira en el flujo natural del agua: el agua lluvia se filtra lentamente desde los techos verdes y luego se drena a través de pequeños canales abiertos que alimentan a canales más grandes y finalmente desembocan en varias pequeñas lagunas, apoyando de este modo la biodiversidad local.
  • Augustenborg fue una zona pionera cuando se la construyó originalmente en la década de los 1950 y gracias al proyecto Ekostaden ahora está desempeñando nuevamente un papel protagónico en el desarrollo sostenible de la ciudad, integrando técnicas y procesos innovadores.
Sostenibilidad Medioambiental
  • El proyecto hace uso de la infraestructura y los edificios existentes, remodelándolos aplicando exigentes normas ambientales. Las nuevas construcciones se llevan a cabo aplicando estrictas especificaciones ambientales, tanto en términos de eficiencia energética cuanto en el uso de materiales sostenibles.
  • Augustenborg produce energía solar, suministrando el 10-15% del agua caliente de la zona, y recientemente incorporó la producción de energía eólica de pequeña escala. También ofrece un proyecto piloto para la producción de biogas en Malmö, usando desechos de alimentos. Además de la producción de energía renovable (el 80-85% de la calefacción del distrito proviene de fuentes renovables), Augustenborg se concentra en la eficiencia energética, con medidores individuales en los apartamentos para reducir el consumo de energía, y en el mejoramiento de las fachadas de los edificios.
  • Los residentes de Augustenborg han iniciado un programa de vehículo compartido en el que los residentes se pueden inscribir para usar los autos de la comunidad local, todos los cuales funcionan con combustibles alternativos ecológicos, a saber biogas.
  • El proyecto ha incorporado un sistema único de agua lluvia, diseñado por los residentes locales, que incorpora principios naturales de flujo y recolección de agua. El agua lluvia ya no causa inundaciones, sino que más bien se ha convertido en un activo importante para la zona, mejorando su valor estético y apoyando la biodiversidad – muchas piscinas de recolección cuentan ahora con peces y otras especies animales.
  • Augustenborg alberga el primer jardín botánico del mundo construido en el techo, con una zona de demostración de unos 9.000 m2 en la que se muestra el hábitat local que ayuda a absorber el agua lluvia. Los techos verdes también son utilizados en los nuevos proyectos de vivienda de MKB y en las escuelas. El espacio verde total ha aumentado en un 50% desde el inicio del proyecto, atrayendo pequeños animales silvestres y aumentando la biodiversidad en un 50%.
  • Augustenborg tiene una tasa de reciclaje de más del 50% y cuenta con el apoyo de 13 plantas de separación de desechos, a las que las familias llevan sus desechos domésticos, y el distrito también tiene un activo programa de compostaje de alimentos.
Sostenibilidad Financiera
  • El financiamiento para el proyecto fue obtenido de una serie de fuentes y el proyecto ha venido funcionando exitosamente durante los últimos once años. Augustenborg sigue siendo una zona importante en Malmö, y se planea construir proyectos afines, contándose ya con las fuentes necesarias de financiamiento.
  • Los residentes han iniciado varias pequeñas y medianas empresas locales, aumentando las oportunidades de empleo. Como resultado directo del proyecto Ekostaden, se han instalado tres nuevas compañías: Watreco (que trabaja con el manejo de agua lluvia), el Green Roof Institute y Skåne’s Car Pool.
  • La oficina local de Agenda 21 ha capacitado a 40 personas en el tema de prácticas sostenibles y las ha ayudado a encontrar empleo.
  • La notoriamente elevada tasa de desempleo en el distrito ha caído en aproximadamente un 15%.
  • La calidad de vida en los apartamentos de Augustenborg ha mejorado – en términos del mejoramiento de los espacios públicos y la reducción de las inundaciones urbanas, así como de una mejor eficiencia energética y la comodidad en los apartamentos remodelados. Si bien estas mejoras son bienvenidas, el costo no ha aumentado substancialmente y el problema anterior de abandono ha sido reemplazado por un nuevo sentido de orgullo entre los residentes, tanto los nuevos como los que viven desde años en la zona. En consecuencia, la accesibilidad económica no ha cambiado, pero la calidad de vida ha mejorado.
Sostenibilidad Social
  • Los residentes de Augustenborg han desempeñado un papel fundamental en el proceso. Aproximadamente el 20% de los residentes locales del área ha participado en las reuniones de diálogo acerca del proyecto y algunos han participado muy activamente en el desarrollo de la zona tanto en términos del trabajo de voluntariado cuanto a través de las diferentes formas de empleo relacionadas con el desarrollo del distrito.
  • Algunos ejemplos de proyectos que han sido iniciados directamente por los residentes locales incluyen el desarrollo de un sistema abierto de agua lluvia para hacer circular el agua lluvia a través de un proceso más natural que mejora la biodiversidad urbana del distrito; un centro que enseña a los niños cómo cuidar y respetar a los animales; el programa comunitario de vehículo compartido; la participación activa en los programas de reciclaje y compostaje, así como la medición del consumo de energía; El Café Summer, que funciona tanto como café y como espacio para que los residentes se reúnan y compartan ideas. Se organizan cenas, conferencias y paseos. Los invitados juegan canasta, practican qi gong y organizan grupos de costura, así como diversas actividades.
  • En la escuela local, los estudiantes participan activamente en la separación y compostaje de desechos y pueden observar visiblemente el proceso de cambio en su comunidad – su escuela cuenta con un techo verde, agua calentada con energía solar y un molino de viento local. Los estudiantes han sido una parte importante del proceso desde el inicio y la transformación de Augustenborg está incorporada en su aprendizaje.
  • Augustenborg es una vecindad vibrante, multicultural, el 65% de cuyos residentes no son de origen sueco; por lo tanto, la participación activa en la comunidad desde el inicio fue clave para hacer frente a los desafíos sociales de la zona – tales como el desempleo, el abandono y la segregación, y por ende la necesidad de apoyar la integración social.
  • Se han creado dos proyectos de vivienda específicamente para personas de la tercera edad, con más de 100 apartamentos y una extensa área de jardines.
  • Los residentes han asumido un papel activo en la toma de decisiones importantes relacionadas con su comunidad – por ejemplo, en el mejoramiento de la infraestructura y las instalaciones de la comunidad, aumentando la eficiencia energética y creando espacios para la interacción de la comunidad. La participación en las elecciones locales aumentó dramáticamente durante el proyecto: de un 54% en el año 1998 al 79% en el año 2002.
Obstáculos Encontrados
  • Como sucede con la mayoría de proyectos, al inicio fue difícil tratar de comprometer a los diversos grupos de actores interesados en un proceso común. Si bien la diversidad cultural es una fortaleza inherente notoria en Malmö y entre los residentes de Augustenborg en particular, la misma crea desafíos, por ejemplo en términos de lenguaje y comunicación, pero también continuidad y confianza – para embarcar a los diversos grupos en el proyecto y hacer frente a la segregación social, que es un tema pendiente en Malmö. Lo importante es el hecho que los residentes participaron activamente desde el inicio y esto ayudó a garantizar que se incluyera una gama diversa de opiniones.
  • Entre los desafíos pendientes todavía está el tratar de hacer que los diversos actores interesados se pongan de acuerdo con respecto de los términos de lo que sería beneficioso para la transformación de la Ekostaden de Augustenborg. A medida que evolucionaba el proyecto, no siempre lo hizo de la forma en que todos pensaban que debería hacerlo. Aunque persisten desafíos, el constante involucramiento de los actores interesados ha ayudado a garantizar un nivel de aceptación más elevado.
Lecciones Aprendidas
  • La participación es crucial para garantizar el éxito. En este proyecto, los residentes fueron los verdaderos expertos.
  • Es importante garantizar un enfoque holístico para el desarrollo sostenible de la ciudad, tomando en cuenta aspectos sociales, económicos y ambientales.
  • El apoyo, el entusiasmo y el entendimiento de los políticos y de los niveles de decisión clave son vitales. Calcular el momento correcto es crucial.
  • La comunicación y el acceso a la información durante todo el proceso son elementos clave para garantizar que la gente entienda de qué se trata el proyecto.
  • Probar nuevas innovaciones y apoyar iniciativas locales y pequeños negocios puede ayudar a redefinir la ciudad en su conjunto.
Evaluación
El proyecto comenzó en 1998 y continúa en la actualidad. En lugar de un proyecto con una fecha fija de conclusión, es un proceso que sigue evolucionando, construyendo sobre las lecciones del pasado e impulsando nuevos conceptos de enfoques holísticos para el desarrollo urbano sostenible. El proyecto Ekostaden ha sido extensamente monitoreado, y se han medido, evaluado y analizado las mejoras en la eficiencia energética y se ha discutido la información sobre la Ecociudad de Augustenborg con los residentes locales, y también se la ha publicado en la página de inicio de Malmö en Internet y en materiales relacionados con el distrito. El Green Roof Institute, que también tiene su sede en Augustenborg, monitorea los aumentos en los espacios verdes urbanos y el movimiento del agua lluvia.
Transferencia

Luego del éxito del proyecto Ekostaden, la ciudad de Malmö está probando muchas estrategias de manera simultánea, particularmente en términos de eficiencia energética y planificación urbana sostenible (por ej., el puerto occidental de Malmö), remodelando zonas existentes y edificios que datan de la época de postguerra (regeneración sostenible de vivienda de postguerra) y comprometiendo a los ciudadanos en los procesos de desarrollo urbano. Los trabajos más recientes realizados en Augustenborg incluyen estrategias de adaptación al cambio climático, turbinas de viento y agricultura urbana y orgánica.

En el plano local, ciertos rasgos clave que fueron piloteados por primera vez en Augustenborg han sido aplicados desde entonces en otras zonas de Malmö, incluyendo el uso de techos verdes en edificios nuevos, puntos verdes en zonas urbanas, producción de biogas para impulsar a los autobuses de la ciudad, incorporación de manejo de agua lluvia en canales abiertos, programas de vehículo compartido iniciados por los ciudadanos y la instalación de sistemas de energía renovable.

A nivel nacional, las innovaciones y estrategias implementadas en Augustenborg y otras partes de Malmö son un ejemplo de desarrollo urbano sostenible en nuevas zonas y en otras ya existentes, y la Ciudad ofrece orientación y apoyo para ayudar a impulsar programas similares en otros sectores.

Más de 15.000 visitas de estudio (nacionales e internacionales) se han realizado en la vecindad. El proyecto sirve como ejemplo de cómo transformar las vecindades existentes en alternativas más ecológicas. Las visitas al Green Roof Institute en particular han influido en el diseño de techos y demostrado las posibilidades que tienen los arquitectos y urbanizadores en diferentes partes del mundo.

Augustenborg fue presentado como un estudio de caso de buenas prácticas en la adaptación al clima urbano en la conferencia sobre cambio climático COP15 organizada por las Naciones Unidas en Copenhague en diciembre de 2009.

Punto de Contacto
Mr Trevor Graham
Malmö City Environment Department
Malmö Miljöförvaltningen
Bergsgatan 17
20580 Malmö
Suecia
Teléfono+46 404 034 2029
Correo EléctrónicoTrevor.graham@malmo.se
Sitio webwww.malmo.se/miljo

Comentarios

Entradas populares