“Venice Backstage”: cómo funciona una ciudad de postal

Jessica Martinez Villareal

En la web funciona un interesante proyecto de la Municipalidad de Venecia, destinado a mostrar que la clásica urbe no es sólo un perfecto escenario para películas. El encargado de llevar la web es el Insula spa, departamento operativo de la municipalidad que se preocupa del mantenimiento urbano.

La idea del video que presentamos más arriba es introducir a las personas el sistema que permite mantener la ciudad en pie, ganándole periódicamente terreno al mar y a las consecuencias que éste provoca en la estructura de los edificios.

El video de Venice Backstage revela varios datos que solíamos asumir, pero que en realidad no son tan ciertos, acerca de la ciudad.

Primero, no es propiamente el mar el que rodea Venecia, sino una laguna que se forma cuando las aguas del Mar Adriático traspasan unas delgadas franjas de tierra que se encuentran ante la costa nororiente de Italia. El agua entra y sale a diario, proveniente del mar, con la subida y la retirada de las mareas. Existen tres canales que comunican el interior de la laguna con el Mediterráneo, y a través de ellos se mueven las embarcaciones y los flujos marinos.

Segundo, la ciudad no es una sola isla zurcada por canales, sino que la propia división acuática configuró un grupo de 124 islas, que se fueron poblando separadamente a partir del siglo VII. Luego esos asentamientos independientes se unificaron, físicamente a través de puentes.

Los bordes de las islas están protegidos por muros de ladrillo, para que el agua no vaya erosionando la tierra que sirve de base a los edificios y calles. El agua salada y las vibraciones causadas por las hélices de las embarcaciones erosionan constantemente estos muros de protección de ladrillo, así que en forma periódica se hace un mantenimiento: un trecho del canal se seca y se repara el revestimiento de ladrillos, para evitar el socavamiento de la tierra que provocaría el colapso de los edificios.

Pero incluso bajo esta capa de contención de ladrillos, hay más. Para hacer más firmes los terrenos para la construcción, se insertaron estacas de madera en la tierra; luego de capas de ladrillos y bloques de piedra que sirven como cimientos se construyeron los edificios.

El aspecto renacentista de la ciudad se conserva en la mantención de su arquitectura, y en un aspecto muy importante: los servicios básicos necesarios en cualquier ciudad contemporánea se proveen a través de cableados y tuberías subterráneas, que recorren las calles y cruzan por los puentes que unen las distintas islas.

Estas, y otras características del mantenimiento urbano de Venecia la hacen una ciudad única: en temas estructurales, se debe estar luchando siempre contra la corrosión producto de la salinidad de las aguas y la humedad. El refuerzo y reparación en los edificios, que aún conserva y representa el estilo arquitectónico clásico de la ciudad, debe ser constante, para evitar el avance de la humedad en los muros y vigas.

Sin embargo, a pesar de todos los cuidados en contra del agua, durante el otoño y el invierno ocurre la llamada acqua alta, una marea alta que inunda completamente los pasajes y plazas.

Comentarios