Ciclorecreovías: el domingo, calles sólo para ir en bici y a pie




Por Jessica Martinez Villareal 
Las ciclorecreovías son calles que durante la semana funcionan como cualquier otra, con un tránsito de autos, pero que por algunas horas del domingo, todas las semanas, se cierran para el uso de peatones, ciclistas y deportistas.
Esta iniciativa está organizada en la página CicloRecreovía, y en la web se incluye información completa sobre los circuitos y horarios, fotografías de las jornadas e incluso la invitación para jóvenes a trabajar como vigías.
Actualmente, Santiago cuenta con dos lugares intervenidos los domingos, para el uso de peatones y ciclistas. Se trata de las ciclorecreovías en las comunas de La Reina y Las Condes, y el circuito del Cerro San Cristóbal. Este último está abierto también los sábados.
Este domingo recién pasado se abrió un nuevo circuito, esta vez en San Pedro de la Paz, que cubrió 3 kilómetros entre las calles Michimalonco, Los Aromos, Los Fresnos y Las Encinas. Yeste domingo 19 de diciembre se abrirá uno en la comuna de San Joaquín, por Av. Las Industrias entre Salvador Allende y Lo Ovalle.

© ciclorecreovias.cl
El único requisito para participar es llegar entre las 09:00 y las 14:00 horas de cualquier día domingo a uno de los circuitos, a pie, en bicicleta, patines, coche o cualquier medio de transporte no motorizado. Así las calles se vuelven aptas para pasear y hacer deporte, devolviendo el espacio a los transeúntes y a la reunión familiar durante al menos un día a la semana.
La iniciativa se gestó en 2001, luego que el grupo de personas, que hoy formalmente componen el Club Deportivo CicloRecreoVía, conocieran la exitosa experiencia de Bogotá al implementar este cierre de calles para objetivos recreativos. Luego de años de gestiones con municipios y autoridades,  en el año 2006  pudo materializarse la primera ciclorecreovía chilena, en la comuna de La Reina.

© ciclorecreovias.cl
Desde abril del año pasado también se desarrolla en Las Condes, y el grupo tiene en mente extenderse a comunas como  Santiago, Quinta Normal, Lo Barnechea, Vitacura y Ñuñoa. Así también hubo un período en que las vías operaron en Lo Prado, donde se habilitó por 4 meses, entre agosto y diciembre del 2008. Se lograron implementar 5,5 kilómetos de avenidas, pero cesó el plan por falta de financiamiento.

Sistema de bicicletas públicas se extenderá por todo Santiago

Por plataforma urbana


La idea de las autoridades metropolitanas es utilizar un modelo de concesión y llamar a una licitación para el 2012.
por M. Valencia, A. Neira y C. Argandoña
(La Tercera – 22/12/2010)
En París, las bicicletas grises se pueden encontrar cada 300 metros. Sólo basta una tarjeta para que los usuarios salgan desde sus hogares a hacer compras, paseen a sus hijos e, incluso, vayan a trabajar en ellas.
Se trata del sistema de bicicletas públicas París “Vélib” (bicicletas libres), que desde 2007 comenzaron a operar en Francia, y que desde su puesta en marcha han efectuado un promedio de 120 mil viajes diarios.
Ahora, las autoridades buscan aplicar un modelo similar en el Gran Santiago. Durante el primer semestre de 2011, la Intendencia Metropolitana iniciará los estudios para instalar un sistema de bicicletas públicas en toda la región.
Para ello, se solicitará a una consultora internacional -que tenga experiencia y que haya aplicado el sistema en otras ciudades, como París o Londres- que analice la situación de la capital y realice los estudios de factibilidad. Ello permitiría llamar a licitación durante 2012.
El intendente de Santiago, Fernando Echeverría, afirma que la idea es que los estudios determinen el número de bicicletas, de estaciones y los lugares en que debieran ubicarse los vehículos, de acuerdo con la demanda de los usuarios.
Y agrega: “La idea es hacer algo que incluya a todas las comunas, que sea seguro, que evite que haya accidentes de tránsito y que no haya robos”.
Según proyecciones de la intendencia, el objetivo es que un 8% de los viajes en la ciudad se realicen a bordo de una bicicleta. “Pretendemos reemplazar muchos de los viajes de cuatro kilómetros, por viajes en bicicleta”, dice la autoridad regional.
No es lo único. Al igual que en Francia, el modelo podría funcionar bajo el sistema de concesiones, lo que implicaría que no tendrá costo para el Estado. “En el caso de París, es una empresa que tiene el beneficio de poner publicidad en las bicicletas y que pagó los gastos. Además, tiene un sistema muy ingenioso que va compensando los distintos usos”, cuenta el intendente.
Ciclovías
Se espera que el modelo de bicicletas sea complementado con el plan maestro de ciclovías, que incluye 690 kilómetros de este tipo de rutas, y de los cuales se ha ejecutado un 50%.
La idea es bien vista por las organizaciones ciudadanas a favor del uso de la bicicleta. Magdalena Morel, directora ejecutiva de Ciudad Viva, afirma que el sistema debe ir acompañodo de educación para los ciclistas. “No se saca nada con poner a disposición más bicicletas si no se enseña a andar de manera segura”, dice.
Agrega que el proyecto debiera iniciarse en el centro de la ciudad, con el objetivo de promover que la gente llegue en bicicleta y deje los automóviles en sus hogares.
Similar postura tiene Amarilis Horta, directora del Centro Bicicultura, quien afirma que desde hace dos años impulsan el “pacto por la bicicleta”. Allí, entre otras medidas, se plantea considerar a la bicicleta como un medio de transporte público. “Esto obliga a tomar una serie de medidas para reformar un sistema que transite e integra a la bici como medio de transporte”, afirma.
El modelo pionero que partió en 2008
Partió en 2008 como un programa piloto. Pero, a los pocos meses, la gran cantidad de usuarios significó que el municipio de Providencia debiera aumentar la cantidad de bicicletas y estaciones. En la actualidad se cuenta con más de 150 biciciletas y 15 estaciones. Se trata del programa de bicicletas públicas de esa comuna, que a la fecha registra cerca de 350 usuarios diarios, y que desde su implementación han realizado más de 180 mil viajes. Las estaciones de Marchant Pereira con Providencia y Tobalaba son las que presentan mayor demanda de viajes.
Hace sólo algunas semanas el sistema presentó uno de sus más grandes cambios, tras la llegada de un nuevo concesionario, que significó la renovación de la totalidad de los vehículos.
Para los próximos años se espera duplicar la cantidad de estaciones y llegar a 25 en 2012. Suscribirse al sistema cuesta $ 2 mil mensuales y un total de $ 15 mil al año.



Comentarios