Se necesitan los dos


Pedro Colmenares

l 22 marzo, 2013
 http://blogs.laestrella.com.pa/aldeatecno/2013/03/22/el-uno-sin-el-otro-no-funcionan/
Existe un personaje en un programa de televisión que usa un “destornillador sónico” como herramienta para todas sus aventuras, se supone que el sonido puede “reorganizar las moléculas de las cosas”. El programa existe desde el año 1963 cuando una idea como esta era impensable, pero hoy día se usa el sonido para cosas como hacer levitar un objeto o cortar tejidos.

Cuando en otra serie de televisión por allá en los años 60, el capitán de una nave espacial sacaba su “dispositivo móvil” para comunicarse, transmitir imágenes o recibir todo tipo de información justo en la palma de su mano, no se veía diferente de alguno de nosotros usando nuestro “teléfono inteligente”.

La creatividad es una sola, cuando las personas técnicas tienen la capacidad de soñar otros mundos, pueden tratar de crearlos, cuando los humanistas tienen herramientas técnicas, se convierten en visionarios.
Una de las grandes fallas de la educación durante muchos años, ha sido la de “atomizar” el conocimiento, olvidando el significado de la palabra “universidad” que viene de “universo” y que es hermana de “universal”.
Ingenieros que no sepan de arte o literatura, son tan inutiles como médicos que no sepan usar una computadora.

Recuerdo el famoso discurso que dio Steve Jobs en una graduación universitaria, allí comentó que una de las clases más importantes que tomó alguna vez, durante el corto tiempo que asistió a la universidad fue la de caligrafía. Menciona en el discurso que no solo le enseño disciplina y amor a un trabajo bien hecho, sino que además fue la base para crear el sistema de caracteres que usó luego en el sistema operativo de sus Macintosh.
Puede que la educación fragmentada funcionase durante la revolución industrial, pero hoy día cuando vivimos en la economía del conocimiento, un ser humano que no tenga la capacidad de ser creativo, trabajar en equipo y socializar con personas de diferentes culturas, esta definitivamente en desventaja.

Es curioso que en las carreras como derecho, medicina o sociología, vean como un punto importante darle herramientas tecnológicas a sus estudiantes, pero quienes manejan las carreras técnicas aún no se preocupen por preparar a sus estudiantes en temas de humanística.

Lo que se obtiene al final son ingenieros incapaces de relacionarse con otras personas, que no logran contextualizar la información y sin cultura general.
La ciencia ficción ha sido siempre el lugar donde se juntan estas dos corrientes, es el laboratorio donde descubrimos los problemas que se desprenden de los avances que se van incorporando a la sociedad.

Fue en la literatura de ciencia ficción donde nos preguntamos las implicaciones de cosas como viajar en el tiempo, ir al espacio, clonar seres humanos, suprimir nuestras emociones, crear máquinas inteligentes o contactar con seres de otros planetas.
Es también el “patio de juegos” donde nacen los avances científicos, donde se prueban nuestros sueños y pesadillas, donde imaginacion, arte, ciencia y tecnología pueden colisionar para generar todo lo nuevo.

La tecnología y la cultura son las alas y sin las dos es imposible volar, y si además usamos a la ética como brújula, no existe nada que nos pueda detener.

Comentarios