5 consejos para Espacios publicos y hacer ciudades mejores para vivir

Por 

© TheodoreWLee, Flickr.
La organización Project for Public Spaces (PPS) lleva más de 40 años trabajando para convertir las ciudades en lugares más agradables para vivir con diversos espacios de socialización. Recientemente hicieron una breve recopilación de sus ideas usadas en campañas sociales y los redujeron a cinco consejos que ayudarían a los ciudadanos y a las organizaciones a hacer de las ciudades mejores lugares para vivir.
A continuación, los consejos.
1. Comenzar con una visión, no con un plan
© Michigan Municipal League (MML), vía Flickr.
Para que las organizaciones vecinales puedan crear grandes lugares, es decir, espacios que logren atraer a las personas, es necesario involucrar a la mayor cantidad de gente. Así, los espacios serán construidos con un montón de visiones distintas entre sí e ideadas por las mismas personas que después visitarán las plazas, los parques o cualquier espacio público.
En este sentido, PPS aconseja que la agrupación a cargo de un lugar primero cree su propia visión sobre un lugar y que después ésta la comparta con los potenciales usuarios para ver los puntos en común y que se deberían potenciar. Este proceso, denominado por PPS como una visión flexible, sirve para pensar en qué se puede convertir un lugar y cómo quieren los visitantes que esto ocurra.
2. Crear espacios que ayuden a las personas a expresarse
© daveynin, Flickr.
Muchas personas comunes y corrientes entienden intuitivamente cuándo un espacio público funciona como tal o no. No obstante, los planificadores urbanos a veces no consideran a este grupo, lo que significa que no inciden en las decisiones de ciudad. En este sentido, PPS propone que se debe fomentar la participación ciudadana y validar el conocimiento que tienen las personas a partir de la observación que hacen en los lugares y de las necesidades que cubren en ellos. Por este consejo, la organización considera necesario que ambos grupos se comuniquen entre sí, porque los dos son importantes al momento de planificar un lugar.
3. Crear alianzas con nuevos grupos
© Wonderlane, Flickr.
Cuando una organización está llevando adelante un proyecto para mejorar un espacio público, lo más probable es que recurra a agrupaciones con las que ya ha trabajado y obtendría los mismos resultados. En cambio, si opta por crear alianzas con nuevos grupos las ideas serían distintas y con un nuevo enfoque. Es por esto que PPS recomienda esto último y probar nuevas estrategias de difusión, sobre todo a través de internet, porque son capaces de llegar a un público más amplio.
4. Debates ciudadanos
© Marcio Cabral de Moura, Flickr.
PPS considera fundamental que las personas debatan sobre sus espacios públicos para reconocer qué es lo que les gustaría mejorar con un trabajo en conjunto. Así, se pueden fortalecer las conexiones sociales, reforzar el respeto entre los vecinos y crear un capital social. Este consejo de PPS surge en base a que los espacios públicos son parte de la vida pública y, como tal, requieren de debates abiertos.
5. Enseñar a través de la acción
© transitionus, vía Flickr.

Los espacios vacíos que hay en las ciudades, como estacionamientos y terrenos bajo autopistas o líneas de metro, son ideales para intervenirlos, ya sea por un día o de forma permanente. Con esta acción, se puede cambiar la percepción que algunas personas tienen de un lugar que ya consideran abandonado. Al ver que un espacio se puede reactivar, las personas estarán dispuestas a ser parte de este y otros procesos en el futuro.

Comentarios